Inicio
8 de Marzo, Día Internacional de las Mujeres

Hoy, como todos los años, es común ver en las esquinas ventas de flores y a muchos hombres afanados queriendo comprarlas o buscando chocolatinas para ofrecer a las mujeres, de esa manera creen celebran el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer.  Sin duda se agradecen los obsequios, pero más que detalles efímeros, se necesitan de los espacios y el total respeto a las vidas, cuerpos y decisiones de las mujeres

Son grandes los avances normativos obtenidos gracias a las luchas de las mujeres en las últimas décadas, sin embargo aún es lejano el sueño de que todos los derechos sean garantizados; éste es aún esquivo para la gran mayoría de mujeres.

No han sido en vano las luchas de las ancestras, ellas rompieron el silencio, salieron de la reserva de sus hogares, se apropiaron de las calles y exigieron el derecho al voto, al trabajo digno, a la propiedad, a la soberanía sobre cuerpo; abrieron el camino, pero no es suficiente. Por eso apoyamos y acompañamos las luchas de hoy para que la sociedad y el Estado reconozcan a las mujeres como sujetas plenas de derechos. Los retos y las apuestas que se enfrentan en este siglo, siguen siendo grandes.

Nos asombra la resiliencia de las mujeres, ¿Cuánto más tienen que seguir caminando por las calles con el temor a ser agredidas?, ¿cuánto tiempo más tienen que soportar chistes misóginos?, ¿a cuántas más les seguirán cerrando puertas por consideralas incapaces?, ¿a cuántas más las seguirán silenciando en los espacios públicos y privados?, ¿cuándo dejaran de ser juzgadas las mujeres  que deciden no seguir el mandato de ser madres?, ¿cuánto tiempo más?

Hoy, 8 de marzo, esperamos que junto con las flores y los chocolates, se reafirme el compromiso de trabajar incasablemente  para erradicar las violencias y discriminaciones.  Animamos las luchas de las mujeres indígenas, mestizas, afros, negras, jóvenes, campesinas, urbanas, estudiantes, trabajadoras, sobrevivientes, populares, lideresas, lesbianas, heterosexuales, bisexuales, madres y no madres,  a todas desde sus diversidades, las convocamos para que en los territorios sigan tejiendo procesos de rebeldía y resistencia.

¡Por un mundo en el que todas puedan vivir sin riesgos, donde el pleno ejercicio de nuestros derechos sea una realidad, Feliz Día Internacional de las Mujeres!