Inicio
El escandaloso silencio de las mujeres abusadas en Colombia

OMAHA, Nebraska — Un dedo en la boca —símbolo universal del silencio— fue lo único que necesitó el violador de Claudia Morales para que no lo denunciara. La periodista colombiana escribió en un testimonio publicado el 19 de enero que había sido abusada sexualmente por un antiguo jefe. No dio su nombre.

Desde ese momento, Morales ha promovido el silencio como refugio frente a las leyes colombianas, que han sido ineficaces para lidiar con la violencia de género y el acoso. Su reflexión fue más allá del ámbito nacional cuando Jon Lee Anderson, periodista de The New Yorker, y el diario Le Monde señalaron al expresidente y senador Álvaro Uribe Vélez como principal sospechoso. Uribe fue jefe de Morales en 2003 y 2004.

El país se dividió frente a la revelación de la víctima: numerosas personas la apoyaron con la etiqueta #YoLeCreoAClaudia, pero otras entraron en defensa de su presunto agresor con el hashtag #YoSoyUribe.

Conozca el articulo completo.pdf