Inicio Procesos Procesos Actuales Formación, Organización y Participación de las Mujeres Indígenas en Colombia
Formación, Organización y Participación de las Mujeres Indígenas en Colombia

Desde Codacop, en el área de Género, Desarrollo y Cultura se optó por acompañar el proceso de las mujeres indígenas a partir de la dinámica de las mujeres nasas de las comunidades indígenas que habitan la zona norte del Cauca y que están organizadas en torno al Programa Mujer de la ACIN y en el último tiempo con el Área Mujer, Familia y Generación de la ONIC – Organización Nacional Indígena de Colombia.

 

 

Se trata de un proceso que busca fortalecer las mujeres como sujetos de derechos y protagonistas de la historia de luchas y resistencia de los pueblos indígenas y actoras de un desarrollo propio que cuente con la visión y presencia activa en Planes de Vida y en los gobiernos indígenas.

Antecedentes

La organización de las mujeres indígenas Nasa en el Norte del Cauca, se remonta a los procesos que desde el Proyecto Nasa, impulsó el Padre Alvaro Ulcué y que tuvo un énfasis orientado a generar alternativas socio-económicas para mejorar las condiciones de vida de las mujeres y sus familias.

Con el tiempo y a partir de los avances con la Constitución Nacional del 91, se proyecta el proceso de las mujeres en una perspectiva emancipadora que promueva el empoderamiento de las mujeres y la eliminación de las formas de discriminación y violencia contra las mujeres indígenas.

En esa perspectiva en la última década, el proceso del Programa Mujer, ha girado en torno a:

  • Facilitar procesos de formación, autoestima y fortalecimiento de las identidades femeninas indígenas
  • Formación para el empoderamiento y participación política que promueva la participación de las mujeres en espacios de gobierno propio y organización comunitaria
  • Formación en Derechos Colectivos, derechos humanos y derechos sexuales y reproductivos con el fin de fortalecer el ejercicio de sujetos de derechos de las mujeres y la exigibilidad de garantías para los mismos.

Enfoque de la intervención

Abordar el tema de género y cultura en medio de las comunidades indígenas, nos convoca a reflexiones y enfoques que parten de la experiencia y visión propia indígena:

“Agua – fuego, arriba – abajo, frió – caliente, izquierda – derecha. Aparentemente opuestos, una polaridad en donde así como el fuego necesita del agua y el proceso de sanación necesita de las plantas frías y las plantas calientes, así las mujeres necesitan de los varones y al contrario.

En todas las relaciones en el cosmos indígena se establece un eje vertical: de arriba a abajo y un eje transversal: de derecha a izquierda.  Ejes que se encuentran en un punto central, en donde convergen y se realizan plenamente, ya no es arriba, ya no es abajo, es el lugar del encuentro, es el punto del equilibrio. El eje vertical corresponde a la dualidad, a la diferencia; y el eje transversal corresponde a las relaciones: entre iguales, en el mismo nivel, el lugar de la correspondencia, de la reciprocidad.

Iguales entre mujeres, iguales entre mujeres y hombres, iguales entre pueblos.  La no discriminación por ninguna razón subyace a esta visión, en donde cada ser tiene algo para dar y algo para recibir.  Recibo de la madre tierra y debo hacerle el pagamento por lo que me da.

A partir de esta visión, las mujeres como los varones al interior de las comunidades deberían encontrarse, desde su condición de diferentes con fuerzas y saberes diferenciados en donde lo femenino es tan evidente como lo masculino, con igual valor, con igual trato, con iguales derechos, con responsabilidades compartidas.

Los avances del proceso

Es significativo el proceso de las mujeres indígenas en el norte del Cauca: mujeres con una dinámica propia, participando de espacios de gobierno indígena, liderando procesos comunitarios, defiendo sus derechos y aportando visiblemente al proceso indígena.

Para Codacop es significativo además, como a partir del acompañamiento a este proceso se han ampliado las asesorías hacia otras organizaciones de otras regionales indígenas y hacia la misma Organización Nacional Indígena de Colombia / ONIC, con el acompañamiento que se está adelantando al Área Mujer Familia y Generación, lo cual amplía las perspectivas y el sueño de una vida digna, justa y libre de violencias para las mujeres en Colombia.