Inicio Documentos Alertas

Donde los indígenas y las Farc lograron vivir en paz

Antes del 26 de julio de 1996, las ocho veredas del resguardo Nasa Wes’ X del corregimiento de Gaitania (en el municipio de Planadas, Tolima) se tiñeron de sangre por cuenta de la matanza desmedida de indígenas a manos de las Farc. La guerrilla les declaró la guerra en 1964, acusándolos de haber participado como guías del Ejército durante la operación Marquetalia.

Todos recuerdan que Herminia Cupaque, esposa del líder Justiniano Paya, fue la primera víctima. Fue esta muerte la que provocó el deseo de venganza entre los nativos, que decidieron conformar entonces el grupo de autodefensa al que denominaron Defensa Territorial. Sus integrantes se defendían con sus escopetas y algunos fusiles que les entregaron los militares.

A José Aquilino Paya, un indígena barbado de 50 años, sus padres le contaron que nació 20 días después del primer asesinato perpetrado por la guerrilla. “A los ocho años fui entendiendo el porqué de este enfrentamiento. A los 12 mi abuelo Cruz Paya me enseñó a defenderme con una escopeta de fisto, para ser su guardaespaldas, y a los 17 ya patrullaba. Los militares nos daban ración de leche, panela, café y salchichas para varios días”, recuerda.





Conozca el artículo completo.pdf

 
Cacao de la Sierra nevada

Mientras la Organización Internacional del Cacao (ICCO) estima un déficit que puede superar las 17.000 toneladas en 2015, por lo que se requerirán fuentes que suplan esta demanda, en la Sierra Nevada de Santa Marta trabajan para exportar este producto desde las montañas, allá donde solamente quienes pertenecen a su comunidad pueden acceder.

La historia empezó en 2009, cuando Carlos Ignacio Velasco, quien para ese momento trabajaba para la Federación Nacional de Cafeteros, vivía en Japón. Allí conoció a Mayumi Ogata, catadora e investigadora de cacao. Aunque el cacao colombiano es reconocido por su sabor y aroma, característica que, según la ICCO, solamente tiene el 5% de la producción mundial, el país aún está ubicado en la parte baja de la tabla de exportadores, poniendo en el mercado internacional más de 7.000 toneladas anuales.

Por esta razón, Velasco y Ogata llegaron a Colombia en busca de productos con características diferentes a las de países como Costa de Marfil y Ghana, que, según cifras de Procolombia, son los principales productores del mundo y superan las 700.000 toneladas anuales.

 





Conozca el artículo competo.pdf

 
Feminicidio como un Delito

La Comisión Primera de la Cámara de Representantes aprobó por unanimidad el proyecto de ley que busca declarar delito el feminicidio en Colombia.

Según la representante a la Cámara Angélica Lozano, “casos como el de Rosa Elvira Cely en el 2012 demostraron que el Estado colombiano sigue estando corto de herramientas jurídicas para imponer las penas justas a los agresores y ofrecer atención integral y oportuna a las familias de las víctimas.” Luego de que ocurriera el caso al que hace referencia Lozano se empezó a conocer que el feminicidio es la forma extrema de violencia de género contra las mujeres, ya sea en ámbito público o privado, a través de prácticas reiteradas que llevan a la muerte violenta de las mujeres.

Para Lozano “considerar el feminicidio como un crimen más o incluso un crimen pasional, ha legitimado las conductas de violencia contra las mujeres y niñas en Colombia”, y por lo tanto, agrega, se debe garantizar la investigación y sanción de las violencias contra las mujeres por motivos de género y discriminación así como prevenir y erradicar dichas violencias, tal y como lo propone la ley en discusión.





Conozca el artículo completo.pdf

 
PND con enfoque de género?

La directora de ONU Mujer para América Latina, Luiza Carvalho, asegura que están aumentando las denuncias sobre violencia sexual durante el conflicto, a medida que crece la confianza en las instituciones.

La brasilera Luiza Carvalho es la directora regional de ONU Mujeres en América Latina. Recientemente visitó Colombia para enterarse de primera mano sobre los avances de la Ley de Víctimas, particularmente en lo que atañe a las víctimas de la violencia sexual; sobre la perspectiva de género que pueda tener el Plan de Desarrollo, y los avances y retrocesos en materia de igualdad de derechos y respeto a las diferencias. Semana.com habló con ella.

Semana.com: ¿Cómo ve la participación de las mujeres en el proceso de paz?

Luiza Carvalho:
Todo lo que está pasando en Colombia es muy innovador. La Ley de Víctimas, que busca reparar antes de que el conflicto termine, es una innovación porque fortalece el tejido social y tiene una metodología muy interesante de autoidentificación. Creemos que con el tiempo la calidad y la cantidad de la denuncia de hechos contra las mujeres van a crecer. Por eso nos preocupa que la Ley tenga una fecha de finalización. Hasta ahora la violencia sexual tiene 6.000 casos identificados, y 3.000 fueron del año pasado, eso puede crecer si aumenta la confianza.





Conozca el artículo completo.pdf

 
Tiembla el Fracking en E.E.U.U

Estados Unidos cambió el ajedrez energético mundial cuando comenzó a utilizar la fracturación hidráulica (fracking) para encontrar hidrocarburos. Esta técnica le permitió en pocos años convertirse en uno de los mayores productores de petróleo y gas, y competir con las grandes potencias como Arabia Saudita y Rusia.

Pero un informe reciente del Servicio Geológico de Estados Unidos encendió el debate sobre los efectos negativos de esta actividad. El estudio encontró una gran correlación entre el aumento de los movimientos telúricos en algunas zonas de ese país y el fracking. Esta es la primera evaluación completa que hace el organismo sobre 17 regiones donde se utiliza esta técnica para extraer hidrocarburos no convencionales –que están a mayor profundidad de la superficie terrestre–.

Según el análisis “se ha observado un dramático incremento en las tasas de sismicidad en la región central de Estados Unidos en los últimos cinco a siete años. El aumento ha estado ligado a las operaciones industriales de inyección de aguas residuales en pozos profundos”, afirma. La fracturación hidráulica consiste en inyectar grandes cantidades de agua, arena y productos químicos a más de dos kilómetros de profundidad, para romper las rocas en donde están atrapadas a nivel molecular concentraciones de petróleo y gas no convencional.





Conozca el artículo completo.pdf

 
<< Inicio < Anterior 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Siguiente > Fin >>

Página 3 de 28